No hay una cosa que genere más molestias y dolores de cabeza que una fuga de agua en casa. No importa si vives en un departamento o una casa, las fugas siempre son molestas y suponen cambiar nuestra cotidianidad para resolverlas.

En este artículo te diremos cómo arreglar una fuga de agua en simples pasos. Nuestra guía va dedicada a esas personas que no tienen ni una pizca de idea de cómo se repara una tubería y para esas que ni en su vida han tocado una. Si entras dentro de la descripción ¡quédate con nosotros!

Antes de reparar la fuga de agua

Previo a solucionar nuestra fuga es necesario analizar los daños. En caso de que la fuga sea pequeña o mediana y accesible, entonces puedes repararla por ti mismo. Por el contrario, si no logras visualizar de dónde proviene la fuga o es muy fuerte, lo mejor será llamar a un plomero profesional.

En caso de que sí puedas repararla te dejamos estos pasos previos:

  • Cierra la llave de paso: Primero lo primero, estamos tratando con una tubería de agua así que más vale que cierres la llave de paso para que el agua deje de correr. Es imposible reparar con un montón de agua chorreando, ¡ni lo intentes!
  • Drena las tuberías: Necesitas secar las tuberías para iniciar el proceso de reparación. Para drenarlas basta con abrir todos los gritos de la casa. Sabrás que el trabajo está hecho cuando ya no caiga ni una gota.
  • Ponte guantes: Las tuberías suelen ser lugares muy húmedos y sucios (por la acumulación de tierra que trae el agua), protege tus manos con unos guantes.
  • Ten a la mano los instrumentos: Llave inglesa, teflón, parches para tuberías, masilla reparadora, nuevos tubos, un paño y conectores (te recomendamos los de la marca boohoo).

Reparando la tubería

Una vez sepas cuál es el problema tienes varias opciones. La primera es sustituir el tubo que posee la falla o el problema. Algunas veces el problema está en los conectores macho o hembra. Cualquiera que sea el caso, puedes sustituirlos. Recuerda que en cada conexión necesitarás pegar teflón en las puntas enroscables (machos), para que se sostenga bien.

Si la opción de sustituir no es posible, bien sea porque no tienes dinero para comprar los sustitutos o porque el problema no amerita cambio, puedes utilizar masilla reparadora de tuberías y distribuir una capa delgada sobre el problema (en caso de que sea una filtración).

En caso de que la abertura por donde el agua se está filtrando sea grande, es mejor utilizar un parche reparador.

Si la fisura es aún más grande, es momento de usar una venda reparadora de tuberías de agua. Estas traen una pega fuerte que se endurece en segundos, es vital que utilices los guantes para evitar problemas. Estampa el parche en la filtración cubriendo toda el área rota.

¿Suena bastante sencillo cierto? A veces cosas simples nos dan miedo solo porque parecen más complicadas de lo que son. Ahora puedes reparar tu fuga de agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí